Search (key words)

Cargando...

La difícil búsqueda de la verdad en una sociedad democrática adormecida y adulterada


El Estado Social, Democrático y de Derecho es la mejor opción posible, pero ni es perfecta ni se utiliza debidamente. El partidismo y la falta de madurez democrática, junto con la ausencia del carácter crítico y objetivo frena los avances sociales, tanto en política como en civismo, economía, cultura, etc.
The Death of Socrates - Jean Francois Pierre Peyron 
Uno de los problemas más graves es la poca transparencia, pues a la ciudadanía se le esconde información básica para ejercer el derecho a decidir por uno mismo. Esta falta de transparencia está siendo especialmente grave en estos años de crisis, se esconden las negligencias bancarias, las balanzas fiscales, la forma de toma de decisiones en la UE, el movimiento de miles de millones de euros entre manos políticas y bancarias, se aprueban leyes sin debates previos (además de publicarse intentando hacer el mínimo de revuelo posible) e, incluso, se intenta desviar la atención de ciertas medidas con debates vacuos. Personalmente destacaría el papel de Wert, pero no quiero entrar en debates partidistas. La cuestión principal es que la ciudadanía debe ser informada con transparencia y con debate previo antes de la toma de decisiones legislativas.

Esta ausencia de transparencia no sólo se ha visto en la reestructuración bancaria, el actual uso inconstitucional de los Real Decreto Ley es un ejemplo claro de la ausencia de transparencia y debate público. La ciudadanía tiene el deber moral de oponerse a la aprobación de normas como la reforma sanitaria o del sistema bancario sin debate previo, aunque el gobierno de turno tenga la mayoría absoluta. Es decir, el legislador puede aprobar lo que su mayoría le permita, pero nunca menospreciando el libre intercambio de información y opiniones.

Otro problema y obstrucción clara al conocimiento de la población es la prensa parcial. El problema no es que un diario u otro sea más cercano a una posición política, lo que pasa es que confunden el deber de información objetiva con la prensa de opinión. La prensa no puede falsear la realidad, pues aunque no todo es blanco o negro, todos sabemos que muchas informaciones sí que tienen un carácter objetivo detrás y ese mínimo de veracidad debe ser respetado, cosa que no está pasando hoy en día.

Si no es suficiente la pérdida de valores en la prensa tradicional y la casta política, internet provoca el menosprecio a la verdad, la falta de fuentes y el exceso de información limita la capacidad del lector para discernir lo que verdaderamente importa y lo que es verdad de media verdad o falsedad.

Somos víctimas de una deformación del Estado Democrático y de Derecho, y lo que es peor, las víctimas de esta aberración cada vez  tienen menos fuerza de voluntad y menos respeto a la cultura del esfuerzo. Esto deviene especialmente grave cuando vemos que la sociedad cada vez es más compleja, hecho que debería contestarse con más y mejor preparación de la ciudadanía, no con menos trabajo, esfuerzo y respeto a los valores de autosuperación.

2 comentarios:

  1. Es donde creo que falla la ley. Demasiada corrupción política y bancaria, y donde están las condenas y juicios a todos ellos? La ley debe ser mucho más implacable y NADIE debería eludirla. El poder legislativo no está evolucionando como lo hace el mundo, se queda atrás. Teóricamente el legislativo es un poder independiente... Pero no lo veo por ningún lado.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, hay que cambiar muchas cosas en el sector jurídico, mejorar la forma en que se aprueban las leyes, mejorar su aplicación y desde luego, atacar la corrupción en todos los sectores. Esta claro que debería condenarse ya a algún político, pero además de las condenas también deberíamos empezar a ver como los políticos que se equivocan dimiten. Un ejemplo de ello ha sido el reciente caso de la fiesta en el Madrid Arena... 4 "niñas" muertas 0 dimisiones.

    ResponderEliminar