Search (key words)

Cargando...

¿Qué es una obra derivada?

Una obra derivada, que en la Ley de Propiedad intelectual española (LPI) también se llama obra compuesta, en contraposición con la obra originaria que no proviene de otra, es aquella obra cuyo origen se debe a la transformación de otra obra (la originaria o preexistente). En la obra derivada la autoría de ésta viene en exclusiva del autor de ésta, sin intervención del autor de la obra preexistente, pero incorpora la obra preexistente. En consecuencia, el autor de la obra derivada será el nuevo autor, pero al incorporar la obra de otro requerirá la autorización de éste y su explotación dará derechos económicos a ambos autores. Es decir, se repartirán los beneficios de la explotación de la obra derivada (a no ser que el autor de la obra preexistente permita al otro no remunerarle por la obra incorporada).

A pesar de que la obra derivada provenga de otra debe cumplir también, como cualquier otra obra, con los requisitos del art. 10 LPI, esto es, que sea una obra original literaria, artística o científica expresada por cualquier medio o soporte, tangible o intangible. Es decir, la obra que deriva de otra preexistente debe transmitir cierta originalidad distinta a la originaria. De lo contrario, la poca relevancia en la originalidad (poca diferenciación) daría lugar a una reproducción de la obra preexistente y, por lo tanto, no estaríamos ante una obra derivada. El art. 11 LPI como lista abierta de posibles obras derivadas menciona: traducciones o adaptaciones, revisiones, actualizaciones y anotaciones, compendios, resúmenes y extractos, arreglos musicales, y como último ejemplo que sirve de definición sencilla de toda obra derivada, cualquier transformación de una obra literaria, artística o científica.

Finalmente, el último punto que interesa dejar claro para entender el funcionamiento de las obras derivadas, es que la inspiración de una o varias obras preexistentes para crear una obra nueva no da lugar a una obra derivada. Es evidente que todas las obras tienen en mayor o menor medida influencia de obras vistas o escuchadas con anterioridad por el autor. En este sentido, hay que diferenciar la simple inspiración, que da lugar a una obra originaria o preexistente nueva, de la transformación que da lugar a una obra derivada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada