Search (key words)

Cargando...

Necesito un abogado


Has recibido una herencia, quieres demandar a un cliente que ha incumplido, quieres comprar una empresa, estás en quiebra, quieres demandar a un administrador negligente, vas a abrir una franquicia y no sabes cómo hacerlo, o cualquier otro contratiempo; pues ya son dos, porque también debes escoger bien a quien contratas ahora para resolver esta duda... y es que los problemas nunca vienen solos.
February: landscape - Joaquim Vancells
En los tiempos que corren buena parte de la clientela se decide entre despachos y abogados según el precio ofrecido. Además, muchas veces ni siquiera se hace un estudio previo y razonado, visitando al abogado más cercano o recomendado por un amigo. Si bien es cierto que el boca oreja es un buen criterio también lo es que una buena experiencia en una área del derecho puede ser una mala experiencia en otro tipo de materia. Eso debes tenerlo en cuenta.

Como demuestran los estudios realizados por los expertos en marketing jurídico, de los cuales yo personalmente sigo a Eugenia Navarro (aunque haya bastantes otros a citar como la consultora Perez+Partners), cada vez se tiende más a ver los servicios legales como commodities. Es decir, los clientes cada vez ven los servicios legales como algo menos diferenciado entre despachos, como si todos los abogados fueran a  darle un servicio lo suficientemente bueno para cubrir sus necesidades. No negaré que el comportamiento general tienda cada vez más a eso, pero vigila porque también hay abogados muy incompetentes y sus errores no sólo son difíciles de solventar, también salen muy caros. Es decir, dudo mucho que el mercado esté ofreciendo servicios legales suficientemente buenos a nivel general como para que los clientes puedan decidirse únicamente con el precio.

La bajada de honorarios no sólo es un problema de dignidad en la abogacía, pagar ciertos precios no permite el asesoramiento que todo cliente debe recibir, ya sea para la elaboración de unos estatutos sociales, un divorcio o una compraventa de acciones o participaciones. Los usuarios de servicios legales deben hacer un análisis del servicio y sus costes, preguntando al abogado qué operaciones ha llevado a cabo el despacho y, más en concreto, el abogado o abogados que llevarán su caso. Cuando vayas a un despacho, no seas tímido, infórmate tanto como puedas sobre la calidad del despacho, sólo entonces estarás en posición de valorar la relación calidad-precio.

A veces se dice que los abogados son caros, pero en España los precios son mucho más bajos que en el resto de Europa y no por falta de calidad, pues contamos con una buena cantidad de juristas especialmente cualificados, acreditados y experimentados. Recordemos que en España (especialmente Barcelona y Madrid) cuentan con algunas de las mejores escuelas de derecho a nivel europeo y mundial.

En definitiva, cuando te preguntes ¿A qué abogado debo recurrir? ¿Cuánto me costará el proceso judicial? ¿Cuál es el mejor despacho? No vayas al primer abogado que veas, ni siquiera al que te recomienden en un primer momento, antes infórmate y pregunta, pero sobretodo no vayas al más barato, ve al que te ofrezca el mejor servicio con un precio justo, pues no todos los productos y servicios siempre son buenos, algunos como el asesoramiento legal, pueden ser malos o buenos y el más barato suele salir caro.

Para valorar el servicio recomiendo tener en cuenta primero la experiencia y conocimientos acreditados, después la confianza que te transmita el abogado/s y, finalmente, valorar el precio.

Por cierto, en las páginas web de los colegios de abogados (no en todos, pues algunos no lo publican a todo el mundo y lo reservan a sus colegiados) puedes mirar los honorarios recomendados por cada uno de estos, ya sea en Madrid, Barcelona, Terrassa, Palma de Mallorca, Alicante, etc.

En definitiva, sé un cliente exigente y te darán un trato profesional

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada