Search (key words)

Cargando...

Situación de insolvencia España-Inglaterra


Lo primero a tener en cuenta es que a la hora de regular la situación de insolvencia el legislador puede utilizar, básicamente, dos sistemas, uno que tiene en cuenta la i) capacidad para hacer frente a los pagos y otra que analiza la ii) solvencia de la empresa (con el balance de situación).

En el régimen jurídico español (el de la Ley Concursal 22/2003), la situación de insolvencia se da cuando la compañía no puede hacer frente a sus obligaciones. Esto permite decir que una empresa es insolvente por falta de liquidez a pesar que, según un economista, la empresa deudora sea solvente. Es decir, aunque una sociedad sea viable a medio y/o largo plazo, si a corto no puede pagar hay que refinanciar o solicitar el concurso. De todos modos, cuando una compañía sufre un desequilibrio patrimonial según el balance de situación debe disolverse, salvar el desequilibrio o solicitar el concurso.

La Ley Concursal española se ha centrado en la capacidad para hacer frente a los pagos, pues el art. 2.2 LC establece: “Se encuentra en estado de insolvencia el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles”. Si miramos el art. 2.3 LC también vemos: “Se encuentra en estado de insolvencia inminente el deudor que prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones”. Además, el art. 2.4 LC regula cuatro presupuestos de impago que permiten la declaración de concurso de la deudora.
Still Life with Golden Bream - Francisco de Goya
En Inglaterra, la situación de insolvencia se regula en la Insolvency Act 1986, cuyo régimen es un poco más complejo que el español. En este caso, el legislador inglés quiso utilizar tanto la regla de los impagos como el del desequilibrio patrimonial. La Sección 123 Insolvency Act titulada “Definition of inability to pay debts” (definición de la incapacidad para pagar las deudas) establece:
1. A company is deemed unable to pay its debts (se considera que una empresa no puede pagar sus deudas si se da uno de los cinco supuestos)
 
a) if a creditor (by assignment or otherwise) to whom the company is indebted in a sum exceeding £750 then due has served on the company, by leaving it at the company’s registered office, a written demand (in the prescribed form) requiring the company to pay the sum so due and the company has for 3 weeks thereafer neglected to pay the sum or to secure or compound for it to the reasonable satisfaction of the creditor, or
- debido a la ausencia de capital mínimo, en este apartado “a” se establece que si no se paga una deuda que supere las 750 libras en plazo de 3 semanas, se la tendrá por insolvente.
b) if, in England and Wales, execution or other process issued on a judgment, decree or order of any court in favour of a creditor of the company is returned unsatisfied in whole or in part, or
- si en Inglaterra o en Gales no se puede ejecutar una resolución judicial a favor del acreedor, debemos entender por ejecución insatisfecha por fondos insuficientes de la deudora. En los apartados “c” y “d” se tratan los impagos en Escocia e Irlanda del Norte.
c) if, in Scotland, the induciae of a charge for payment on an extract decree, or an extract registered bond, or an extract registered protest, have expired without payment being made, or 
 d) if, in Northern Ireland, a certificate of unenforceability has been granted in respect of a judgment against the company, or e) if it is proved to the satisfaction of the court that the company is unable to pay its debts as they fall due.
- Este apartado se regula como cláusula general, declarando que hay situación de insolvencia si se demuestra que la empresa deudora no puede hacer frente a sus deudas regularmente.
2. A company is also deemed unable to pay its debts if it is proved to the satisfaction of the court that the value of the company’s assets is less than the amount of its liabilities, taking into account its contingent and prospective liabilities.
- En este segundo punto de la Sección 123 vemos que la Insolvency Act establece como presupuesto de insolvencia el desequilibrio patrimonial, y lo hace junto (pero alternativamente) con el resto de normas basadas en el impago de deudas.
3. The money sum for the time being specified in subsection (1)(a) is subject to increase or reduction by order under section 416 in Part XV.
Lo primero a tener en cuenta es que el régimen inglés, a diferencia del español (y de la mayoría de Estados comunitarios), no regula un capital mínimo a aportar en las sociedades de capital. Esto tiene especial relevancia a la ora de regular la situación de insolvencia. Por ejemplo, en Inglaterra es previsible que las compañías tengan un capital social muy reducido respecto a la cifra de facturación, cosa que no pasa tanto en los regímenes con capital social mínimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada