Las seis principales oleadas del M&A hasta la fecha

Still Life #20 - Tom Wesselmann
En el estudio de las operaciones de fusión y adquisición de empresas (M&A), llevadas a cabo hasta la fecha, se suelen distinguir seis oleadas, según el tipo de fusiones y adquisiciones principales llevadas a cabo en cada una de estas oleadas o etapas. Valga decir, sin embargo, que estas etapas se centran, básicamente en las operaciones ejecutadas en Estados Unidos, aunque también hay cierta tendencia a nivel global, pues ese es el centro mundial de este sector y le tipo de operaciones es, por lo general parecido en la mayoría de países desarrollados distintos a Estados Unidos.

La primera oleada en operaciones de M&A surgió en 1897 y duró hasta 1904. Esta etapa se conoce como la oleada de las integraciones horizontales o “horizontal consolidation”. Durante estos años aproximadamente el 75% de las operaciones de M&A fueron de integración horizontal.

Una integración horizontal consiste en la adquisición o fusión de sociedades que se dedican a comercializar productos idénticos o similares. Durante la prima ola del M&A la operaciones dieron lugar a grandes monopolios o oligopolios en sectores como: minero, energético, alimentario, transporte ferroviario, químico, etc. Por este motivo a menudo se usa la expresión “monopoly merger wave”.

La segunda oleada surgió a causa de la Primera Guerra Mundial, iniciándose en el año 1916 y terminando en 1929, con la crisis originada en Estados Unidos ese mismo año. Tras esta crisis del 29 la Gran Depresión “Great Depression” frenó bruscamente el sector del M&A.

Durante esta segunda época se promovió la concentración y colaboración entre empresas, para hacer frente a las necesidades de la guerra mundial que había en curso. Por ello, el control de la competencia entre empresas no era de interés para los poderes públicos, siendo más importante cubrir las necesidades de la guerra y el crecimiento económico.

Durante la segunda oleada del M&A la banca de inversión adquirió su importante papel en este sector y ello a continuado así hasta la actualidad.

Si bien durante esta época las integraciones siguieron siendo en su gran mayoría horizontales, aquí ya se aprecia un incremento en las operaciones de integración de conglomerados y, en cambio no se aprecian integraciones verticales. En los conglomerados, a diferencia de en las integraciones horizontales, las empresas adquiridas o fusionadas no comercializan productos idénticos o parecidos, sino de distinta naturaleza.

La tercera oleada del M&A surgió tras varios años de sufrir la Gran Depresión, iniciándose el 1965 y terminando el 1969. Durante esta época aproximadamente el 80% de las operaciones se refería a conglomeraciones, por lo que a menudo se la conoce como “conglomerate merger wave” o “conglomerate era”.

Durante esta época las fusiones y adquisiciones buscaban mejorar los ratios financieros del negocio, sin que las sinergías reales de estas integraciones se tuvieran demasiado en cuenta. Ello provocó que al final el sector colapsara, pues estas practicas dieron lugar a una burburja parecida a la de las punto com en 2002.

La quinta oleada del M&A se situa aproximadamente entre los años 1994 y 1999. En esta época el número de operaciones de fusión y adquisición incrementa a grandes cifras y se llevan a cabo grandes operaciones estratégicas y de gran volumen, con operaciones a nivel global. En esta oleada destaca la importancia de las privatizaciones, la búsqueda de generación de sinergias en contraposición con la cuarta oleada y las tecnologías de la información y telecomunicación.

La sexta  última oleada hasta la fecha se inicia el año 2003 y termina el 2008, con la crisis financiera. Durante esta época se producen operaciones con mucha presencia de apalancamiento financiero, con el incremento del uso de la deuda que al final resulta en la crisis económica. Durante esta oleada las operaciones incluyen formas de financiación compleja y sindicada con asunción de altos riesgos financieros. En la fase final de esta oleada se incorporan formas de adquisición con deuda de forma cada vez más compleja e incluso refinanciaciones. Esta complejidad financiera viene de la mano de los adquirentes en estas operaciones de M&A, esto es, empresas de capital riesgo, private equity, head funds y fondos de inversión de todo tipo.

No existe consenso sobre si ya se ha iniciado la séptima oleada del M&A, pero parece ser que la adquisición de empresas innovadoras podría ser un factor descriptivo de ésta y que su inicio podría situarse aproximadamente en 2011, cuando se empezaron a recuperar el número de operaciones ejecutadas. Sin embargo, esto puede ser precipitado y creo que el inicio se acabará marcando más bien en 2012, que es cuando se inició el boom de las operaciones de M&A, alcanzando cifras históricas a partir de 2015.

Además del importante peso que seguramente tendrán las empresas innovadoras en esta oleada, en sectores como el financiero, médico y tecnológico (fintech, biotech, TIC, etc.), otro elemento que podría destacar es el peso de las operaciones de integración global y el de las empresas de venture capital y private equity como principales adquirentes. Veremos cómo se describe esta oleada pasados unos años.

Comentarios

Contacto y consultas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *