Search (key words)

Cargando...

¿Qué son las negative pledge clauses?

Self portait - August Macke

Las llamadas negative pledge clause  (cláusulas de no hacer o de abstención en castellano) forman parte de las garantías de limitación en las facultades del deudor, con el fin de proteger a los acreedores del obligado por la mencionada cláusula. De hecho, las cláusulas mediante las cuales el deudor se obliga a no realizar ciertas actuaciones son bastante habituales e importantes a la hora de adquirir financiación, ya sea vía deuda o equity (es decir, participación en los recursos propios vía acciones, participaciones, préstamos participativos, etc).

El uso de una negative pledge tiene especial relevancia en los supuestos de recepción de deuda sin garantías reales. Es decir, cuando el acreedor no tiene hipoteca, prenda u otra forma de garantía similar. Sin embargo, pueden pactarse cláusulas de abstención con independencia de que se hayan constituido garantías reales o no.




Rokoko, oil on canvas - August Macke
Una cláusula de abstención típica es la de no asumir nuevas deudas tras recibir el préstamo que trae consigo el deber de abstención. Junto a la anterior, el otro tipo de negative pledge básico es el que impide al deudor vender parte importante de su patrimonio, de tal modo que sus enajenaciones se centren en vender los activos que constituyen el objeto de su actividad empresarial.

A pesar de lo comentado, estas cláusulas no impiden por completo la asunción de nueva deuda. Si bien es cierto que dichas cláusulas pueden impedir endeudarse más, también lo es que en otros casos se permite el endeudamiento si éste es con rango inferior al ya asumido. De esta manera, el primer deudor que solicita la negative clause se asegura la devolución con preferencia al resto de deudores.