Search (key words)

Cargando...

El Scheme of Arrangement (acuerdo de refinanciación) en UK


En el artículo “La refinanciación de empresas en crisis en el derecho concursal” comenté la regulación española sobre este tema. A continuación hago algunos apuntes sobre los acuerdos de refinanciación en el ordenamiento jurídico inglés, a los cuales llaman scheme of arrangement.

La regulación sobre los acuerdos de refinanciación en UK se encuentra en la Companies Act 2006 y la Insolvency Act 1986 (principalmente en la primera). La legislación inglesa la podemos consultar en la siguiente página web: http://www.legislation.gov.uk/

Como es de imaginar, los ingleses nos llevan años de ventaja en esta materia, así como en la mayoría de aspectos mercantiles. De todos modos, la regulación de estos contratos no es que varíe mucho ahora. Esto es debido a las modificaciones introducidas por la Ley 38/2011 reformando la Ley 22/2003 Concursal, el cual supone un régimen parecido al inglés e italiano, de los cuales se inspira, juntamente al régimen francés.

Debido a estos años de ventaja, el uso de los acuerdos de refinanciación en UK tiene mucho más juego de lo que se puede ver en España. Es cierto que su uso principal es la reestructuración de deuda para rehabilitar una empresa, pero también permite otras finalidades. Uno de los usos por los que se ha utilizado esta figura ha sido el de llevar a cabo una absorción o toma de control de otra sociedad (lo que llaman takeover). Una takeover se podrá llevar a cabo mediante un scheme of arrangement cuando la bidder (empresa oferente) quiera adquirir el 100% de la empresa target (la empresa adquirida).

Cuando se quiere adquirir una empresa mediante un scheme of arrangement, la operación debe realizarse con el visto bueno de la empresa target. Por lo tanto, a diferencia de lo que pasa con las compras de empresa, aquí no existen los acuerdos de refinanciación hostiles, en contraposición a las adquisiciones hostiles de empresa. Para llevar a cabo la operación será necesario que los socios de la target acepten la cancelación de sus acciones en la empresa afectada a cambio de dinero o acciones en la empresa adquirente. Con el acuerdo de refinanciación se constituye una reserva en la empresa target, cuantía que servirá para pagar las nuevas acciones emitidas para el adquirente. Vale la pena comentar que esta operación tiene un trato fiscal favorable, y un buen trato fiscal siempre es uno de los elementos clave de toda operación societaria, sobretodo en modificaciones estructurales.

Como hemos visto, los scheme of arrangement hostiles no existen, ya que la operación debe ser aprobada previamente por la junta de accionistas de la empresa target.

Si bien es cierto que en España los acuerdos de refinanciación son una institución concursal, en el régimen inglés su existencia no tiene esta naturaleza pre-concursal tan marcada. Se trata de una figura regulada básicamente por la Companies Act 2006 y puede utilizarse en empresas solventes o insolventes.

Tal y como pasa en el ordenamiento jurídico español, en el inglés los acuerdos de refinanciación pueden ir homologados o no por el juez, y en ambos casos es mejor que lo sea, así obligan a todos los acreedores. En el caso inglés, los acuerdos de refinanciación que no son sancionados por el juez se llaman company voluntary agreement y su abreviatura es CVA, con estos no se puede obligar a todos los acreedores (sólo a los aceptantes). Una diferencia importante es que el juez inglés tiene discrecionalidad a la hora de aceptar el acuerdo, mientras que en España, su capacidad para homologar o no depende de unos pocos factores (para más información están en el artículo mencionado).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada